Startups vs. Scaleups: Comprendiendo sus diferencias

marketing

Estos términos a menudo se utilizan para describir empresas innovadoras y de rápido crecimiento. Sin embargo, aunque comparten ciertas características, representan diferentes etapas en el ciclo de vida de una empresa. 
En Fin2gO te acercamos este blog, en el cual te guiaremos entre las diferencias claves entre startups y scaleups, y te proporcionaremos información valiosa de estos términos empresariales.

¿Qué son las Startups?

Una startup es una compañía de reciente creación que se apoya en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para comercializar sus productos o servicios. Estas empresas se caracterizan por tener un modelo de negocio escalable y una prioridad en crecer de manera ágil y rápida.
En los últimos años, el concepto de startup o empresa emergente se ha vuelto muy común, superando el simple emprendimiento. Las startups representan una transformación profunda del tejido empresarial, impulsando innovaciones significativas y disruptivas.

¿Qué se necesita para crear una Startup? 

Las scaleups son empresas que, aunque todavía están en crecimiento, han superado la etapa inicial de las startups. Estas compañías han validado su modelo de negocio, han logrado obtener beneficios y han consolidado una base de clientes sólida. Sin embargo, aún necesitan inversión para continuar expandiéndose y alcanzar sus metas a largo plazo.

En otras palabras, una scaleup ya ha demostrado la viabilidad de su modelo de negocio y ha generado ingresos sostenibles. A pesar de su éxito inicial, requieren un impulso financiero adicional para ampliar su presencia en el mercado, desarrollar nuevos productos o servicios, y atraer a más clientes.

El potencial de las scaleups no es meramente teórico, sino tangible. Estas empresas ya están ofreciendo productos o servicios de calidad, pero están en una fase en la que buscan expandirse geográficamente, diversificar su oferta o aumentar su cuota de mercado. El apoyo financiero en esta etapa es crucial para que puedan cumplir sus objetivos de crecimiento de manera efectiva y en el tiempo previsto.

Principales diferencias entre Startups y Scaleups

Aunque tanto las startups como las scaleups son empresas en crecimiento, cada una se encuentra en una etapa diferente de desarrollo y enfrentan desafíos distintos.

1. Etapa de desarrollo:

  • Startup: Es una empresa que surge a partir de una idea innovadora y está dando sus primeros pasos en el mundo empresarial. En esta fase, la empresa está centrada en validar su modelo de negocio y encontrar su lugar en el mercado.
  • Scaleup: Es una empresa que ha superado la fase inicial de la startup y busca afianzarse y expandirse en el mercado. Las scaleups han demostrado la viabilidad de su modelo de negocio y están enfocadas en un crecimiento sostenido.

2. Madurez y solidez:

  • Startup: Tiene una estructura menos consolidada y enfrenta un mayor grado de incertidumbre. Su objetivo principal es probar y ajustar su producto o servicio hasta encontrar la fórmula de éxito.
  • Scaleup: Cuenta con mayor madurez y solidez empresarial. Ha navegado con éxito las primeras etapas de crecimiento y ahora busca dar un salto de calidad para ser aún más competitiva.

3. Atractivo para inversores:

  • Startup: Aunque ofrece una gran oportunidad de inversión debido a su potencial innovador, también presenta un alto riesgo porque su éxito no está garantizado.
  • Scaleup: Representa una opción de inversión más segura. Los inversores no solo apuestan por una buena idea, sino por un modelo de negocio que ya ha mostrado resultados positivos y tiene mayores posibilidades de generar beneficios, reduciendo así el riesgo de la inversión.

4. Tamaño y crecimiento:

  • Startup: Generalmente, tiene un equipo pequeño y una trayectoria limitada. Está en las primeras etapas de crecimiento y depende mucho de rondas de financiación para expandirse.
  • Scaleup: Debe demostrar un crecimiento significativo, como un aumento del 20% en el número de empleados o en la facturación durante los últimos tres años. Este crecimiento sostenido es un indicador clave de su éxito y estabilidad.

5. Facturación e ingresos:

  • Startup: Depende en gran medida de las rondas de financiación para operar y crecer. Su flujo de ingresos es menos estable y todavía está en proceso de construir una base sólida de clientes.
  • Scaleup: Es rentable por sí misma y tiene una base de clientes consolidada. Su modelo de negocio ya genera ingresos suficientes para sostener y expandir sus operaciones sin depender exclusivamente de financiación externa.

Clasificación de Scaleups y distinción con las Startups

Las scaleups se clasifican según su fase de crecimiento y madurez:

  • Scaler: Facturación de al menos un millón de € en los últimos tres años.
  • Growth: Facturación media de más de 10 millones de € en los últimos tres años.
  • Rocket: Facturación superior a los 50 millones de € en los últimos tres años.

En términos de financiación, las startups suelen depender de business angels, mientras que las scaleups atraen inversiones de grandes compañías debido a su fuerte potencial de crecimiento.

Actualmente, España cuenta con aproximadamente 450 scaleups, incluidas 15 empresas unicornio, aproximadamente.

Para alcanzar el estatus de scaleup, es crucial recibir grandes inversiones, especialmente extranjeras, para facilitar la internacionalización. 
La transición de startup a scaleup requiere crecimiento sostenido y la capacidad de superar condiciones complejas.

Conclusión

Aunque tanto las startups como las scaleups comienzan con una gran idea y un enorme potencial empresarial, las scaleups han recorrido un camino que las ha hecho más robustas y atractivas para los inversores. Con una mayor solidez y un historial probado de éxito, las scaleups están en una posición ideal para seguir creciendo y competir a un nivel más alto en el mercado.


No esperes más. En Fin2gO, somos especialistas en startups y scaleups, ofreciendo asesoría fiscal, contable, laboral y financiera, bajo un concepto de contabilidad colaborativa. Estamos aquí para acompañarte y ayudarte a alcanzar tus objetivos empresariales. ¡Contáctanos para obtener más información y descubre cómo podemos impulsar tu crecimiento!

Preguntas frecuentes 

Una startup es una empresa emergente que se caracteriza por su capacidad de innovación, uso intensivo de tecnología y alto potencial de crecimiento. Las startups suelen centrarse en resolver problemas existentes de manera disruptiva y escalar rápidamente en el mercado.

Una scaleup es una empresa que ha superado la fase inicial de la startup y ha demostrado la viabilidad de su modelo de negocio. Estas empresas se encuentran en una fase de rápido crecimiento y expansión, con un enfoque en aumentar su cuota de mercado y optimizar sus operaciones.

Para pasar de startup a scaleup, una empresa necesita demostrar un crecimiento sostenido, tener una base de clientes sólida y generar ingresos estables. Además, es crucial recibir grandes inversiones, especialmente extranjeras, para facilitar la expansión internacional y continuar el crecimiento.

  • Etapa de desarrollo: Las startups están en las primeras fases de desarrollo, mientras que las scaleups han validado su modelo de negocio y están en fase de expansión.
  • Madurez: Las scaleups son más maduras y tienen una base de clientes sólida y flujos de ingresos estables.
  • Financiación: Las startups suelen depender de business angels y rondas de financiación iniciales, mientras que las scaleups atraen inversiones de grandes compañías y fondos de capital riesgo.
  • Crecimiento: Las startups están enfocadas en validar y ajustar su producto, mientras que las scaleups buscan escalar y expandirse rápidamente.

Las scaleups se clasifican según su fase de crecimiento y facturación:

  • Scaler: Facturación de al menos un millón de euros en los últimos tres años.
  • Growth: Facturación media de más de 10 millones de euros en los últimos tres años.
  • Rocket: Facturación superior a los 50 millones de euros en los últimos tres años.
Comparte en redes
Ir al contenido